Pulsioxímetro y Oxímetro

El oxímetro o su variante el pulsioxímetro (ofrece los mismos datos pero con el añadido del pulso cardiaco).

¿Qué es un pulsioximetro?

Es un dispositivo médico de diagnóstico que sirve para monitorizar el nivel de concentración del oxígeno en sangre.

Los pulsioxímetros se usan en todos los centros socio sanitarios, es rápido y eficaz en la valoración y es una prueba totalmente indolora y que aporta los datos necesarios en segundos.

Desde que comenzó la crisis sanitaria actual Covid-19 estos dispositivos médicos se han vuelto muy populares ya que uno de los principales síntomas de los pacientes covid, es la sensación  y falta de aire en los pulmones.

Los pulsioxímetros más económicos de Amazon

Los tres pulsioxímetros más baratos de Amazon, sólo tienes que pinchar en las imágenes y tendrás un resumen de sus características así como varias imágenes para que no te quedes con ninguna duda de sus prestaciones.

No obstante, los oxímetros o pulsímetros ya se encontraban en el mercado mucho antes de la covid 19, sobre todo muy usado en familias con niños con problemas respiratorios como bronquiolitis, que tanto afecta a la población infantil.

Aunque éstos no son los únicos consumidores, también en bebés prematuros para saber en todo momento que su oxigenación es la correcta, estos aparatos han aportado a los papás y a las mamás una increíble tranquilidad.

Existen  familias que tienen en casa a alguna persona con una enfermedad respiratoria concreta o padece regularmente de algo, como por ejemplo, problemas de respiración.

Las más comunes neumonías, asma o insuficiencia cardiaca. Para ellos es muy conveniente tener un pulsioxímetro en su vivienda, incluso hoy en día con el nivel de estrés que  tenemos.

Muchas veces parece que nos falta el aire en nuestros pulmones normalmente son ataques de ansiedad pero con el pulsioxímetro podrás comprobar con una fácil prueba que todo va bien, desde luego no olvidando que los datos ofrecidos por el pulsioxímetro siempre tiene que ir valorado por un profesional de la medicina.

¿Existen pulsioxímetros para niños y bebés?

Desde luego que sí, existe una gran gama de pulsioxímetros y oxímetros para los más pequeños de nuestras casas, de dedo o con sonda, multitud de formas y colores que harán que una prueba médica sea de lo más agradable para ellos.

Pulsioxímetros pediátricos.

Es importante indicar que una persona sana que no tenga ninguna patología debe tener un nivel de oxígeno en sangre de 95-100 %, valores inferiores a 90 por ciento se consideran bajos se denomina hipoxemia, que es exactamente un nivel de oxígeno en sangre inferior a lo normal, específicamente en las arterias, está relacionado con la respiración o la circulación y puede provocar diversos síntomas, como por ejemplo la dificultad para respirar, frecuencia cardíaca rápida, fatiga, sudoración y más.

El pulsioxímetro es un método clínico, barato y muy fácil de usar, que puedes utilizarlo en casa tantas veces como quieras, ya que no es un método invasivo.

Tipos y modelos:

Pulsioxímetro de dedo o pulsioxímetro compacto

Es el más popular, con tan solo ponerlo en el dedo unos segundos tienes el diagnóstico, los tienes con pantalla de cristal líquido, los tienes que se pueden acoplar en la muñeca o incluso que vayan conectados a tu Smartphone o tablet. Los tienes pediátricos (recomendable para más de tres o cuatro años) o de adulto, aunque hay  modelos que valen para ambos.

Pulsioxímetro con sonda (permiten utilizar varios tipos de sonda)

Son más versátiles y mucho más precisos, nos dan la posibilidad de poner alarmas por si la frecuencia o saturación baja o sube en función de los datos que nosotros hayamos pre programado nos avisan. Algunos tienen pilas o batería. Se les puede cambiar la sonda, como por ejemplo, de frente, de oreja, neonatales o pediátricos. Por lo que el mismo dispositivo es efectivo en cualquier paciente.

Monitores de sobremesa o pulsioxímetro de sobremesa.

Los monitores o pulsioxímetros de sobremesa permiten monitorear de forma continua para poder realizar estudios, por ejemplo mientras dormimos.  Son muy completos además de la saturación y la frecuencia cardiaca mucho de estos dispositivos de diagnóstico también te dan los datos de la temperatura, respiraciones por minuto, así como otras mediciones. Normalmente estos los pulsioxímetros de sobremesa son muy habituales en hospitales o en domicilios donde hay pacientes crónicos y están más orientados a una práctica profesional.

¿Cómo elegir nuestro pulsioxímetros?

Depende de la patología del paciente, los más vendidos son los pulsioxímetros de dedo, por su precio y por su portabilidad, pero está más orientado al tipo de un paciente sano, es decir que necesita de su uso en momentos puntuales, como por ejemplo un paciente con asma con una edad de entre 15 y 50 años.

Sin embargo es una mejor opción los pulsioxímetros con sonda para un  paciente neonatal, debido a que los más pequeños están en continuo movimiento y la sonda se les pone atado a diferentes partes del cuerpo, o para personas mayores ya que es posible que su riego sanguíneo no sea el adecuado.

 Los pulsioxímetros de sobremesa van dirigidos a pacientes que necesitan de estudios prolongados y que tengan patologías graves.

¿Cómo utilizar el pulsioxímetro?   

Pasos para la medición correcta
Paso 1. Si es un pulsioxímetro de dedo, antes de utilizarlo limpia el dispositivo incluyendo el sensor interior, confirma que tiene pilas o batería en perfecto estado. Normalmente el pulsioxímetro te indica en la pantalla si su estado es correcto.
Paso 2. Aunque se puede utilizar con cualquier dedo es recomendable hacer la prueba con el dedo índice, debe estar completamente limpio y sin laca de uñas o esmalte, ya que puede alterar el resultado.
Paso 3. Enciende el dispositivo e introduce el dedo en la pinza del pulsioxímetro y en unos segundos tendrás tus resultados, tanto la oxigenación en sangre (SpO2) como tu pulso cardiaco.
Paso 4. Mientras te estás realizando la prueba es importante no moverse.
Paso 5. Para un pulsioxímetro de sonda (en el que se incluye los de sobremesa), primero comprobar que no se tiene alergia a los adhesivos. Comprobar que tanto la sonda como el lugar de medición (dedos de la mano o del pie o lóbulo de la oreja o muñeca) estén completamente limpios. Se enciende el dispositivo, y pasados unos segundos aparecerán todos los datos en la pantalla de la saturación de oxígeno en la sangre como la frecuencia cardiaca.
Puedes repetir las mediciones tantas veces como sea necesario.

Pulsioxímetros y Oxímetros de Amazon

¿Dónde se pueden comprar el pulsioxímetro?

Estos dispositivos de diagnóstico se pueden comprar en centros comerciales y supermercados como Lidl, en farmacias, y en plataformas online como Amazon.

¿Qué precio tienen?

Los precios varían en función del modelo y tipo de pulsioxímetro u oxímetro que queramos adquirir, pero os damos una estimación según los modelos que os hemos indicado anteriormente.

Los pulsímetros de dedo suelen estar por aproximadamente 19 euros, aunque se pueden llegar a ver por 5 euros.

Los pulsioxímetros de sonda como de sobremesa los podemos encontrar a partir de unos 100 euros.

Marcas como Omron y Beurer son marcas de prestigio y sus productos son muy demandados por su calidad, los puedes encontrar tanto en Amazon como en las farmacias.

¿Quieres proteger tu pulsioxímetro?

Si has comprado tu dispositivo pero no tiene un estuche donde guardarlo y protegerlo de las posibles caídas, no te preocupes, tenemos fundas de silicona y estuches de otros materiales para ello. Elige el que más te guste.

Pincha y elige el tuyo.

¿Necesitas sondas de sensor para tu pulsioxímetro?

Visita nuestra página y podrás visualizar todas las sondas que tenemos actualmente.

Sondas para Pulsioxímetros


Te puede interesar..

Pásalo en grande. Coloreando estos gatos fáciles de dibujar. La diversión está garantizada.

Los confunden con musulmanes por sus por sus vistosos turbantes, pero son sij. Una religión nacida en la India. Es la quinta religión más seguida en el mundo. Conoce el sijismo, sus símbolos, su significado. La India te atrapará en su halo espiritual.